Vivienda colectiva Mallorca / 2009
cliente: IBAVI
status: concurso

El Centro Intergeneracional "Sa Gerreria" se implanta en el contexto urbano respetando la naturaleza tipológica de manzana cerrada de la zona y reforzando la importancia del patio como elemento arquitectónico central para el funcionamiento comunitario, bioclimático y arquitectónico del edificio. La estrategia es clara y, debido a su escala contenida, apuesta por un solo gesto para resolver el problema arquitectónico planteado.

El proyecto se genera mediante operaciones organizativas sencillas pero cuya disposición resuelve las necesidades más básicas del programa. A modo de muralla se presenta la disposición de viviendas cubriendo el perimetro exterior de la parcela en su cuatro alturas. Es en el nivel de calle donde dicha estructura va a volverse mas porosa y abierta, liberándose de una de sus unidades residenciales para dar paso al nexo público-privado.

De este modo la propuesta consolida el patio existente devolviéndolo a su origen natural, dándole mayor importancia en el contexto, dignificando su cualidad espacial y convirtiéndolo en centro del proyecto. Se configura como patio-jardín, como estancia común para todos los vecinos del edificio, como lugar de encuentro y relación entre los vecinos.

Es por ello por lo que se han orientado las circulaciones y los espacios colectivos al patio, como respuesta al rechazo que la arquitectura puede mostrar frente al aislamiento de ciertos colectivos de la sociedad actual.

Dicho espacio central va a conectarse con la ciudad de manera mas que evidente. Mediante un considerable paso cubierto orientado al Carrer xxx se van a resolver tanto los accesos de los usuarios al edificio y fomentar la creación de un reclamo para el viandante a modo de patio-jardín sutilmente resguardado de la ciudad. De este modo la envolvente formada por el programa residencial se perfora dejando entrar a la ciudad y mostrándole su cara mas amable.

La arquitectura trasciende su campo de acción y devuelve ciudad a la sociedad que le plantea cuestiones.

La fachada va a organizarse según exigencias de la normativa aunque sin dejar de lado la componente contemporánea y la capacidad de adaptarse y responder a las necesidades climáticas que plantea un orientación determinada. y urbanas. De manera estricta y seriada se plantea un sistema formado por dos elementos fundamentales en torno a los huecos de fachada principal.

En primer lugar se trabaja con paneles correderos que van a cumplir la función de contraventana frente a los diferentes momentos lumínicos del día y del año en los que el factor manipulable-variable es fundamental para el usuario de la vivienda. La componente de protección solar resulta una carta esencial a la hora de hablar de control climático y consumo energético. Cabe insistir en lo importante que resulta en la fase de diseño del edificio el siguiente orden de factores arquitectónicos:

1.Factor forma
2.Sistemas pasivos
3.Sistemas activos

Es imprescindible dejar clara la rotunda importancia del orden de estos tres factores, a menudo invertido por exceso de confianza en los mecanismos tecnológicos de control bioclimático.

El proyecto se presenta como un bloque en U formado por cuatro viviendas en su planta tipo a las que se accede a través de un pasillo o corredor que bordea el patio conectando los elementos de comunicación vertical con cada vivienda. En todo caso se ha tenido en cuenta las condiciones de accesibilidad para personas con movilidad reducida, desde el acceso hasta la vivienda y zonas comunitarias.

El programa se distribuye del siguiente modo:

1. Viviendas destinadas a personas mayores de 65 años:

Se plantea una distribución flexible cuya premisa ha sido la reducción de elementos divisorios al mínimo. Se concentra el programa aseo + cocina a modo de planta libre domesticada, lo que va a permitir separar los espacios de estancia de los de dormitorio. En todo caso se ha tenido especial cuidado en el diseño de los elementos que afecten a la movilidad y uso de personas con movilidad reducida, lo que ha dado a la vivienda un carácter espacioso, cómodo y de fácil circulación. En todo caso se ha dotado a las viviendas de dos fachadas por las que ventilar para favorecer la ventilación cruzada en caso de necesitarse.

2. Viviendas destinadas a jóvenes menores de 35 años:

Del mismo modo que en el resto de las viviendas se ha tenido especial cuidado en el aspecto flexible y adaptable de los elementos que configuran la distribución. Se ha diseñado una tipología cuya unica jerarquía viene marcada por los módulos cocina y aseo. El resto de los elementos baila, pivota y se apoya de manera circunstancial en dichos módulos garantizando flexibilidad en el futuro uso de cada una de las viviendas.

3. Zonas comunes nivel +1. Cocina-comedor comunitario, sala de juegos y espacio colectivo para informática.

Es en la planta +1 donde se ha optado por centralizar el programa de relación en torno a la cocina, el momento de la comida o la cena, tan importante para la mejora de las relaciones en la actividad cotidiana. Se ha planteado un módulo de cocina-comedor diseñado por Toyo Ito en su casa para una mujer nómada. Se recurre a ella como contrapropuesta al modo de vida de la sociedad japonesa en el siglo XXI cuya característica principal es la soledad de sus habitantes.

Es por ello por lo que se apoya lo ya citado en las bases de este concurso, el fomento de las relaciones sociales y humanas en el acto de habitar como refuerzo de los nexos entre los ciudadanos de la ciudad europea contemporánea del siglo XXI.

4. Zonas comunes nivel +3. Terraza cubierta. Umbráculo y actividades al aire libre. Lavandería.

En el nivel +3 del proyecto, una planta por debajo de la cubierta, se ha propuesto un espacio exterior protegido del sol, la lluvia y el viento para el completo disfrute en cualquier época del año. Para ello se ha cubierto el espacio con un plano ligero que descansa sobre una fina estructura a modo de toldo de barco o similar. Con este sencillo mecanismo logramos aprovechar un espacio exterior durante todo el año.

5. Zonas comunes nivel -1. Gimnasio, piscina y vestuarios. Está conectando mediante doble altura con el patio-jardin.

El nivel subterráneo del proyecto presenta los equipamientos deportivos no sin conectarse mediante dobles alturas y grandes huecos de ventilación con los niveles superiores, dotándolos de calidad ambiental y luz natural. Dichos programas van a resultar beneficiosos no sólo para sus usuarios sino también para el propio funcionamiento bioclimático del edificio, favoreciendo la recirculación del aire humedecido de la piscina y el gimnasio a través del patio-jardin.

6. Patio-jardín nivel 0. Zona verde. Calidad de vida. Contacto con la naturaleza. Mejora de la calidad ambiental del edificio. Elemento bioclimático que refresca el aire que circula por el edificio.

7. Zona nexo público-privado. Acceso a patio de manzana.

Vivienda colectiva Mallorca / 2009
cliente: IBAVI
status: concurso

El Centro Intergeneracional "Sa Gerreria" se implanta en el contexto urbano respetando la naturaleza tipológica de manzana cerrada de la zona y reforzando la importancia del patio como elemento arquitectónico central para el funcionamiento comunitario, bioclimático y arquitectónico del edificio. La estrategia es clara y, debido a su escala contenida, apuesta por un solo gesto para resolver el problema arquitectónico planteado.

El proyecto se genera mediante operaciones organizativas sencillas pero cuya disposición resuelve las necesidades más básicas del programa. A modo de muralla se presenta la disposición de viviendas cubriendo el perimetro exterior de la parcela en su cuatro alturas. Es en el nivel de calle donde dicha estructura va a volverse mas porosa y abierta, liberándose de una de sus unidades residenciales para dar paso al nexo público-privado.

De este modo la propuesta consolida el patio existente devolviéndolo a su origen natural, dándole mayor importancia en el contexto, dignificando su cualidad espacial y convirtiéndolo en centro del proyecto. Se configura como patio-jardín, como estancia común para todos los vecinos del edificio, como lugar de encuentro y relación entre los vecinos.

Es por ello por lo que se han orientado las circulaciones y los espacios colectivos al patio, como respuesta al rechazo que la arquitectura puede mostrar frente al aislamiento de ciertos colectivos de la sociedad actual.

Dicho espacio central va a conectarse con la ciudad de manera mas que evidente. Mediante un considerable paso cubierto orientado al Carrer xxx se van a resolver tanto los accesos de los usuarios al edificio y fomentar la creación de un reclamo para el viandante a modo de patio-jardín sutilmente resguardado de la ciudad. De este modo la envolvente formada por el programa residencial se perfora dejando entrar a la ciudad y mostrándole su cara mas amable.

La arquitectura trasciende su campo de acción y devuelve ciudad a la sociedad que le plantea cuestiones.

La fachada va a organizarse según exigencias de la normativa aunque sin dejar de lado la componente contemporánea y la capacidad de adaptarse y responder a las necesidades climáticas que plantea un orientación determinada. y urbanas. De manera estricta y seriada se plantea un sistema formado por dos elementos fundamentales en torno a los huecos de fachada principal.

En primer lugar se trabaja con paneles correderos que van a cumplir la función de contraventana frente a los diferentes momentos lumínicos del día y del año en los que el factor manipulable-variable es fundamental para el usuario de la vivienda. La componente de protección solar resulta una carta esencial a la hora de hablar de control climático y consumo energético. Cabe insistir en lo importante que resulta en la fase de diseño del edificio el siguiente orden de factores arquitectónicos:

1.Factor forma
2.Sistemas pasivos
3.Sistemas activos

Es imprescindible dejar clara la rotunda importancia del orden de estos tres factores, a menudo invertido por exceso de confianza en los mecanismos tecnológicos de control bioclimático.

El proyecto se presenta como un bloque en U formado por cuatro viviendas en su planta tipo a las que se accede a través de un pasillo o corredor que bordea el patio conectando los elementos de comunicación vertical con cada vivienda. En todo caso se ha tenido en cuenta las condiciones de accesibilidad para personas con movilidad reducida, desde el acceso hasta la vivienda y zonas comunitarias.

El programa se distribuye del siguiente modo:

1. Viviendas destinadas a personas mayores de 65 años:

Se plantea una distribución flexible cuya premisa ha sido la reducción de elementos divisorios al mínimo. Se concentra el programa aseo + cocina a modo de planta libre domesticada, lo que va a permitir separar los espacios de estancia de los de dormitorio. En todo caso se ha tenido especial cuidado en el diseño de los elementos que afecten a la movilidad y uso de personas con movilidad reducida, lo que ha dado a la vivienda un carácter espacioso, cómodo y de fácil circulación. En todo caso se ha dotado a las viviendas de dos fachadas por las que ventilar para favorecer la ventilación cruzada en caso de necesitarse.

2. Viviendas destinadas a jóvenes menores de 35 años:

Del mismo modo que en el resto de las viviendas se ha tenido especial cuidado en el aspecto flexible y adaptable de los elementos que configuran la distribución. Se ha diseñado una tipología cuya unica jerarquía viene marcada por los módulos cocina y aseo. El resto de los elementos baila, pivota y se apoya de manera circunstancial en dichos módulos garantizando flexibilidad en el futuro uso de cada una de las viviendas.

3. Zonas comunes nivel +1. Cocina-comedor comunitario, sala de juegos y espacio colectivo para informática.

Es en la planta +1 donde se ha optado por centralizar el programa de relación en torno a la cocina, el momento de la comida o la cena, tan importante para la mejora de las relaciones en la actividad cotidiana. Se ha planteado un módulo de cocina-comedor diseñado por Toyo Ito en su casa para una mujer nómada. Se recurre a ella como contrapropuesta al modo de vida de la sociedad japonesa en el siglo XXI cuya característica principal es la soledad de sus habitantes.

Es por ello por lo que se apoya lo ya citado en las bases de este concurso, el fomento de las relaciones sociales y humanas en el acto de habitar como refuerzo de los nexos entre los ciudadanos de la ciudad europea contemporánea del siglo XXI.

4. Zonas comunes nivel +3. Terraza cubierta. Umbráculo y actividades al aire libre. Lavandería.

En el nivel +3 del proyecto, una planta por debajo de la cubierta, se ha propuesto un espacio exterior protegido del sol, la lluvia y el viento para el completo disfrute en cualquier época del año. Para ello se ha cubierto el espacio con un plano ligero que descansa sobre una fina estructura a modo de toldo de barco o similar. Con este sencillo mecanismo logramos aprovechar un espacio exterior durante todo el año.

5. Zonas comunes nivel -1. Gimnasio, piscina y vestuarios. Está conectando mediante doble altura con el patio-jardin.

El nivel subterráneo del proyecto presenta los equipamientos deportivos no sin conectarse mediante dobles alturas y grandes huecos de ventilación con los niveles superiores, dotándolos de calidad ambiental y luz natural. Dichos programas van a resultar beneficiosos no sólo para sus usuarios sino también para el propio funcionamiento bioclimático del edificio, favoreciendo la recirculación del aire humedecido de la piscina y el gimnasio a través del patio-jardin.

6. Patio-jardín nivel 0. Zona verde. Calidad de vida. Contacto con la naturaleza. Mejora de la calidad ambiental del edificio. Elemento bioclimático que refresca el aire que circula por el edificio.

7. Zona nexo público-privado. Acceso a patio de manzana.